Saltear al contenido principal
contacto@escuelamujercompleta.com
Una Aventura Llamada VIDA

Una aventura llamada VIDA

Este es mi primer blog oficial y por lo tanto le di muchas vueltas a lo que iba a escribir para entregarte lo mejor en este lanzamiento de página que hare mañana 7 de Noviembre de 2017; sin embargo y contra todo pronóstico, nada salió como lo esperaba (últimamente en mi vida todo es así, yo planifico, pero ella se empeña en sorprenderme), pues planeaba sentarme cómodamente en mi pequeña sala de estar con una copa de vino al lado y buena música para escribir, el que seria mi blog perfecto de apertura.

Sucede que tengo un evento muy importante en Lima el próximo 15 de noviembre, no tengo nada listo y he estado trabajando demasiado para poder, en este corto tiempo, sacarlo adelante; este fin de semana (el que pensaba utilizar para refugiarme en la inspiración, la meditación y la escritura de mi primer blog) tuve que trabajar a marcha forzada, pues aún falta mucho para tener lo que necesitamos para el evento. Cada vez, el momento tan anhelado de escritura se aplazaba más y más.

Ante este escenario, tanto el sábado como ayer domingo, me fue imposible abrir el espacio, pero dado que había adelantado bastante, la tarde de hoy prometía el encuentro fabuloso con ese momento mágico en el que la hoja en blanco se dispone a ser vestida con mis mejores oraciones para el deleite de mis lectoras; así que hoy me levanté temprano y empecé a trabajar en las ultimas correcciones del material para el evento, cuando a eso de las 11:00 a.m. mi computador simplemente se quemó.

Los momentos posteriores pasaron por varios matrices: la ira, la frustración, la preocupación (por la información perdida) y un ataque de risa nerviosa incontenible. Tras la cascada emocional vinieron la sensatez y mi voz interior que me dijo:” tranquila, recuerda que todo es perfecto tal y como es, haz lo mejor que puedas hacer ahora y suelta el resultado, porque ya no depende de ti”.

En ese momento, se me vinieron a la cabeza todos los momentos de mi vida en los que hice tantos planes, donde calcule cada cosa, cada lugar y hasta cada persona, donde revise cada detalle para que nada fallara creyendo tenerlo todo bajo control y en los que sin embargo, todo salió completamente diferente de lo planeado; no puede menos que sentirme aliviada y porque no decirlo, un poco avergonzada, pues El Universo se ha empeñado en mostrarme que ni siquiera mi propia vida me pertenece, que es el quien tiene la última palabra y que todo pasa como tiene que pasar y no como yo lo planeo o lo decido.

Lo anterior me llevo entonces a replantear el giro que le daría a este primer blog, elegí que fuera una invitación a vivir la aventura de la vida con todo lo que ella trae, en lugar de una carta de bienvenida a mi nueva página web ; elegí ser hoy la mujer real y llevar mi mensaje de transformación y no la soñadora que planea sus pasos y prevé cada cosa para su futuro, por que lo cierto es, que en este proyecto de Maestría para el Alma y en mi vida, todo ha sido así, una aventura increíble que se sale por completo de los libretos que yo escribo, que en cada capítulo después de caerme y volverme a levantar me insiste en que hay algo mejor que aquello que yo esperaba, que las cosas que nunca llegan es porque no me corresponden y que el tiempo en el que cada cosa sucede es el tiempo sincrónico del universo en el que solamente hay perfección.

Con esto y siendo las 9 de la noche del lunes 6 de noviembre de 2017 y habiendo finalmente arreglado el tema del computador, quiero invitarte a que vivas tu maravillosa vida como una aventura de película, haciendo lo mejor, soltando el resultado, dejándote sorprender aun por los “malos “momentos y confiando en que El Universo (como bien lo digo siempre en mis publicaciones) tiene mucha, mucha, mucha más imaginación que tú y conoce perfectamente aquello que le aporta el mayor bien a tu alma. Aférrate con todo tu corazón a la creencia de que todo lo que ocurre es absolutamente perfecto y tiene un propósito superior para ti (aunque nunca lo descubras) y haz el ejercicio cada día, de confiar, en ti, en la vida, en tu alma, en tu corazón y definitivamente en El Universo.

Con amor,

Natalia

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Volver arriba